jueves, 7 de diciembre de 2017

Dexter Gordon - Body And Soul

Momento en el tiempo - Pere Ll. Mataró

Me esfuerzo para dar lo mejor de mi,
quiero que hoy sea el día,
y quiero que estés tu para verlo.

Se que mi mejor momento está por llegar,
al igual que se que será contigo.

He recompuesto una y otra vez mi corazón,
demasiados remiendos,
es lo que tiene luchar en cada juego para conseguir
el momento dulce y tierno.

Me he levantado una y otra vez
y ahora que te conozco,
se que has sido tú el motivo que llevaba tanto tiempo buscando.

Quiero un momento en el tiempo
para tener todos mis sueños al alcance de un latido de ese corazón tantas veces roto hasta estar hecho añicos como el espejo de aquel desván.

Dame un momento en el tiempo, en tu tiempo
para hacerlo nuestro en un suspiro atrapado,

y pueda sentir lo más cercano a la eternidad

martes, 5 de diciembre de 2017

Agnes Obel - Fuel To Fire

Momento fatuo - Pere Ll. Mataró


Tengo que dejar de ir de la mano,
soy incapaz de decir mañana
y los trenes siguen pasando sin parar en mi estación.

Lo hermoso escasea en mis retinas,
ha pasado a ser simplemente fotogramas en mi recuerdo,
sabiendo que hay muchas cosas bellas aún que reflejarse en mis ojos.

Este último túnel es muy largo,
pero veo el final,
la luz se vislumbra a lo lejos después de tanta penumbra.

Siento que vuelven las fuerzas
y el espacio entre cielo y tierra se acorta,
ya no hay inviernos fríos,
la larga primavera los ha invadido



Los misterios se desvanecen con el mayor de los misterios,
como la niebla que oscurece el amanecer,
mientras los acordes del compás de mi corazón
funden el alma como el sol funde la nieve de aquella montaña

martes, 21 de noviembre de 2017

Count vanila - concubines of solitude

Ya no echo de menos bailar bajo la lluvia - Pere Ll. Mataró

Demasiado tiempo sin bailar bajo la lluvia,
encerrado en mi mismo, en ese mundo a medida entre cuatro paredes,
donde nunca pasa nada que me sorprenda, donde converso con el reflejo del espejo,
a salvo de los puñales, traiciones y desengaños.

Hace tiempo que no me mojo al llover,
solo escucho el chapoteo de la lluvia al romper en la calle empedrada,
desde la ventada, del mi cuarto echo mundo,
viendo resbalar por el cristal las gotas de lluvia que me recuerdan las lagrimas vertidas que me han arrastrado aquí,

viendo a la gente sobre sus pasos alejándose de mi interés.

Demasiado tiempo en brazos de la soledad,
haciendo de ella una costumbre que ocupa todo el espacio,
abandonado en su incondicional abrazo,
haciéndola cómplice de mi mundo tras el espejo,
donde el reflejo me recuerda que aún estoy vivo.

Ya es tarde para cambiar,
ya pasó el tiempo de aventuras, quedando solo para el recuerdo
de mi película en blanco y negro.


Ella, mi soledad,  es previsible, comprensiva y me conoce lo suficiente para soportarme,
ella estará ahí, hasta mi último suspiro.

Ya no echo de menos bailar bajo la lluvia...